¿Cual es mi tipo de piel?

Cómo saber el tipo de piel que tengo y qué cuidados debo darle
De acuerdo al contenido de aceites naturales (secreción de grasa) en la piel, ésta puede clasificarse en cuatro tipos: Normal, seca, grasa y mixta. Es importante conocer las características de cada una de estas tipologías de piel porque esto nos permitirá saber cuál es el tipo de piel que tenemos y el cuidado que debemos darle.
.
¿Cómo se caracteriza cada uno de los tipos de piel?
La piel normal es aquella que presenta una suavidad y color uniforme en toda su extensión. A simple vista se ve completamente normal, ni muy brillante ni opaca, y cuando se toca se siente suave. Estas condiciones son debido a que se mantiene hidratada y porque hay la secreción de la cantidad precisa de grasa a través de los folículos sebáceos que se encuentran en los poros, lo que hace que las impurezas sean rechazadas de manera constante.  Naturalmente, es el tipo de piel más deseado porque aparte de requerir solo un poco de cuidado para mantenerse tersa y saludable, reacciona bien ante la mayoría de los cosméticos y los resultados obtenidos con el maquillaje tienden a ser excelentes.
.
En cuanto a la piel muy seca es muy fácil reconocerla, porque está se observa escamosa, agrietada y con poco brillo, además es rugosa al tacto y generalmente produce enrojecimiento y escozor al roce continuo con tela o cualquier otra superficie. Son muy graves y complicadas las consecuencias de tener estos tipos de piel, porque tiende a producirse infecciones con facilidad. Hasta la picadura de un insecto puede bastar para producir una severa lesión.Este tipo de piel se origina debido a la escasa secreción de aceites naturales a través de los poros, así como a la poca permeabilidad ante el agua y sustancias hidratantes.  
.
.Tipos de piel
.
No existe uniformidad epidérmica en las personas que tienen piel mixta, por lo que en una parte de su cuerpo poseen una superficie corporal suave al tacto mientras que otra zona es seca y escamosa o contrariamente se observa muy lustrosa. Es uno de los tipos de piel si se quiere que más complicaciones genera porque sencillamente no se puede utilizar un solo tipo de productos cosméticos, sino una mezcla de ellos. Por lo general, quienes tienen esta tipología de piel presentan una piel grasa en la barbilla, en tanto que en el resto de la cara son de tipo normal o seca.
.
La grasa hasta cierto punto es benéfica para la lubricación y tonificación de la piel porque crea una película sobre la epidermis que ayuda a rechazar la acción de los elementos externos. Sin embargo, el problema se presenta cuando el volumen que se produce a nivel de los poros es excesivo, danto como resultado una piel que siempre está demasiado brillante y que resulta desagradablemente aceitosa al tacto. Esta es la llamada piel grasa.
.
¿Cuáles son los cuidados de la piel que requiere cada uno de los tipos de piel?
Entre los cuidados de la piel que requiere la de tipo normal están los referidos a la protección contra los elementos del medio ambiente, como el sol, el viento… pues aunque posee niveles normales de lubricación esto no la hace inmune a los peligrosos rayos ultravioletas o a la intensa evaporación que provocan fuentes vientos. En este caso, si tienes piel normal y vas a exponerte al sol o a fuentes corrientes de aire es importante que te coloques cremas como la Clean it Zero Cleansing Balm, uno de los productos cosméticos que contiene sustancias proactivas que la hacen ser un limpiador y protector a la vez.
.
Tipo de piel.
.
.
Muchos cuidados de la piel requiere una piel muy seca. Es la que mayor atención requiere puesto que si no se acondiciona tenderá a producir comezón o prurito, que con el paso del tiempo puede infectarse y producir mayores y peores consecuencias. Para su hidratación es muy conveniente utilizar una crema que tenga propiedades refrescantes, analgésicas, antiinflamatorias y cicatrizantes., como por ejemplo la Aloe 99% soothinggel
.
.
.
.
.
.
.
Un problema frecuente que enfrentan aquellas personas con piel grasa es la proliferación de espinillas y barros, los cuales se producen porque la excesiva cantidad de aceites naturales al mezclarse con las impurezas obstruya los poros y hace que las células muertas se acumulen generando además pápulas inflamadas y dolorosas. De allí que para evitar el acné, prurito e infecciones deba usarse una combinación de limpiadores y reguladores de la secreción sebácea. En este caso, lo más indicado es No sebum Mineral powder, un polvo mineral de menta que sirve para controlar el sebo del rostro y mantener un look mate, junto con una crema ultra ligera que se absorbe rápidamente como la TaKo Sebum Control Gel Cream, la cual refresca y alivia la piel, a la vez que la hidrata dejándola tersa. 
.
Este último forma parte de los productos cosméticos indicados en el caso de las pieles mixtas, porque su combinación de extracto de agua marina y emolientes ayuda a mantener el equilibrio tanto en las zonas con piel grasa como aquellas donde la piel es muy seca.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse.