¿Poros amigos, o enemigos?

Los poros son pequeños orificios que están sobre la epidermis de la piel y que sirven para múltiples funciones.

Cuando empezamos en este mundo del k-beauty fue con el firme propósito de cerrar los poros, eliminarlos prácticamente cancelarlos de nuestra vida pero que creen... si se nos cumpliera dicho deseo tendríamos tremendos brotes de acné que ni te imaginas, ya que por los poros sudamos, producimos aceites esenciales para la piel. Así es que aquí la única que tiene los poros cerrados y piel lisa es Barbie y eso porque es plástico.

¿Para qué sirven los poros de la piel?
Para empezar, los poros de la piel cumplen varias funciones entre ellas, las más destacadas, son:
Que permiten la transpiración para que el cuerpo regule la temperatura a través del sudor, eliminan toxinas e hidratan la piel.

 

En ocasiones, estos poros que están presenten en la piel de todas las partes del cuerpo pueden obstruirse, impidiendo la transpiración, lo que tiene consecuencias negativas como, por ejemplo, la aparición de puntos negros y granos.

El tamaño de los poros cambia debido a la genética, edad o derivado a una mala higiene es por eso se nos llegan a marcar más que a otras personas no es que el poro abra o cierre ya que no tiene esa función.

Pero primero definamos que es un poro.

Un poro son pequeñas aperturas de la superficie de la dermis, por la que entra o sale una sustancia. Así, los poros corresponden a los orificios de salida de las glándulas sudoríparas (las que producen sudor) y de las unidades pilosebáceas (estos están compuestos por un pelo y una glándula productora de sebo un ejemplo, serían los filamentos sebáceos). Hay que aclarar que, en ocasiones, a la unidad pilosebácea se le puede adjuntar también una glándula sudorípara. Por lo tanto, hay tres tipos de poros:

Los exclusivos de sudor.

Los exclusivos de sebo.

Los que son compartidos.

Los poros que corresponden a la apertura de las glándulas sudoríparas son invisibles a nuestro ojo. Están distribuidos de forma homogénea en todo el rostro y hay aproximadamente entre 200 y 300 por cm.

Los poros de las unidades pilosebáceas son los que tienen mayor tamaño (son los que acostumbramos a ver a simple vista).

¿Cómo es un poro dilatado?

No hay información exacta de sobre cuánto tienen que medir los poros correspondientes a las unidades pilosebáceas para que se les considere dilatados. Algunos estudios plantean mínimos muy variables, que van desde 0,05 a 0,3 mm de superficie.

¿Son realmente un problema?

Los poros no son ningún problema para la salud: son de lo más normales y necesarios en nuestro día a día para que el sudor y el sebo puedan depositarse sobre la superficie de la piel. Pero, cuando se dilatan y se vuelven muy visibles, hay quienes los llegan a consideran un problema y buscan mejorar su apariencia.

¿Qué causa la dilatación de los poros?

Respecto a sus causas, hay dos posibles causas establecidas, y, además, de algunos factores que podrían favorecer su dilatació:

Hipersecreción de sebo: Cuando la piel tiene una mayor producción de sebo. Es considerado el factor principal, por eso las pieles grasas son quienes más se les relaciona con poros dilatados localizados especialmente en la zona de mayor secreción de sebo (zona T). Los factores que aumentan el sebo incrementan también la visibilidad de los poros. Por ejemplo, pueden llegar a aumentan luego de la ovulación, debido a los altos niveles de progesterona.

Pérdida de elasticidad: Con el paso de los años la piel pierde elasticidad, lo que genera que los poros se deformen, y resulten más visibles. Así que, los poros se vuelven cada vez más evidentes a partir de los 30-40 años. Esto ocurre especialmente en el área interna de las mejillas (a los costados de la nariz).

La correlación entre poros visibles y fotoenvejecimiento es clara, que su aumento se considera un signo más de envejecimiento de la piel (junto a otros factores como son las manchas y arrugas).

Se han planteado otros factores que influiyen en la visibilidad de los poros como el sexo, la genética, la presencia de acné y la exposición a agentes comedogénicos, pero falta evidencia sólida que respalde su verdadero impacto.

Se pueden seguir una serie de pasos para reducir la apariencia de los poros y mostrar una piel más saludable y tonificada, sobre todo en la cara que es la zona que más nos preocupa, donde se encuentran los poros más visibles y de mayor tamaño:

Limpiador: Es muy importante para la higiene facial y tener una rutina diaria, lavando la cara con agua fría y gel limpiador dos veces al día. Para ello Hyggee tiene el limpiador perfecto con un pH balanceado que no resecara la piel y le permitirá conservar sus aceites naturales y hablamos del pH Hyaluron gel Cleanser tan gentil que lo hace apto para todo tipo de pieles.

Tratamiento [niacinamida, vitamina c]: Consumir vitamina C puede ayudar a reafirmar la piel y evitar efectos dañinos, ya que constituye un buen antioxidante. En este caso tenemos Real Vita C 22% de Neogen el cuan con una formula rica en antioxidantes como lo es la vitamina c se une a la niacinamida que ayudaran a mejorar la apariencia de los poros conforme a su uso.

 

Hidratante: Hidratar la piel después de lavarla también es importante, ya sea por la mañana o por la noche y usando productos indicados para cada tipo de piel.
Protector: Proteger la piel del sol también es importante para evitar daños sobre la piel.

Exfoliante [AHA alfa-hidroxiácidos, BHA beta-hidroxiácidos, PHA poli-hidroxiácidos o enzimáticos]: Exfoliar la piel es una forma de mantener los poros limpios y libres de impurezas, eliminando células muertas y suciedad. Y Some by Mi nos trae la combinación perfecta de todos estos exfoliantes con el AHA, BHA, PHA 30 Days Miracle Serum, el cual previamente debe ser agitado para unir sus dos fases y darle a tu piel una apariencia mas tersa, con menos brillo y poros menos notorios.

OJO: los productos antes mencionados deben ir de acuerdo a cada tipo de piel ya sea normal, mixta, grasa o seca.

Contando con estos 5 pasos en una rutina en la cual el exfoliante será de forma semanal (1 a 2 veces dependiendo las necesidades de la piel) veras cambios favorables. Sin la necesidad de usar una mascarilla que prometa algo que solo es como complemento quien hace el cambio es la constancia y una rutina bien establecida.

Opciones de k-beauty que mejoran la apariencia de los poros.

Niacinamida o Vitamina B3: Es una opción de primera línea para minimizar poros dilatados por esta causa. Beauty of Joseon y el Glow Serum: Propolis + Niacinamide combina lo mejor del propóleo y la niacinamida que ayudan a controlar en pieles el acné, la producción de sebo y la apariencia de poros así que todo en uno.

Ácido Salicílico: Además de disminuir la producción de sebo, limpia y desobstruye poros, es descongestivo y calmante.

Té verde: Además de balancear pieles grasas, es antioxidante y ayuda a prevenir daño.

Otra opciones que mejoran la elasticidad.

Cuando los poros se vuelven más visibles por pérdida de elasticidad, es cuando hay que hacer uso de activos antiage:

Retinol: Normaliza el funcionamiento y la composición de la piel y es el gold-standard de los ingredientes antiage en cosmética. Aumenta la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, y devuelve a la piel el espesor perdido.

Ácido Glicólico, Ácido Mandélico, y Ácido Maltobiónico: Son ácidos exfoliantes que además de remover las capas más superficiales de las células de la piel, estimulan la producción de colágeno, elastina y ácido hialurónico, mejorando la elasticidad de la piel.

Ácido Hialurónico: Hidrata, suaviza y mejora turgencia y elasticidad. Y con las Modeling Pack Hyaluronic Acid de One Thing llenaras tu piel de hidratación y frescura al instante, ya que este tipo de mascarillas son demasiado hidratantes por que no "secan" completamente pero se adaptan perfecto al rostro.

Otros

Otras opciones para tratar poros dilatados son el Botox, la mesoterapia con Ácido Hialurónico de bajo peso molecular y los tratamientos con luz y láser.

¿Cómo prevenir la dilatación de los poros?

Para prevenir, lo mejor que puedes hacer es llevar una buena rutina de limpieza y cuidarse del sol para retrasar el fotoenvejecimiento y la pérdida de elasticidad. Por eso, también se recomiendan activos preventivos, como los antioxidantes y anti-glicación.

Algunos tips:

Limpiar el rostro mañana y noche con un limpiador gentil con la piel y agua fría (evita usar agua caliente).

Cuidarse del sol retrasa la aparición de signos de envejecimiento. Está demostrado que el uso de SPF a diario (llueva o truene salgas o no de casa) no solo ayuda a prevenir daño solar, sino que, además, le permite a la piel reparar daño acumulado.

Evitar el uso de productos comedogénicos que puedan llegar a obstruir y dilatar los poros. Algunos ejemplos a evitar son: Aceite de Coco, Aceite de Palma y Aceite de Lino etc.

Incluye activos que sean preventivos. Integra antioxidantes como la Vitamina C, el Alfa-tocoferol, el Ácido Ferúlico o el Resveratrol.

Si eres constante y tienes paciencia veras como tus poros son menos visibles y porque estarán limpios más no cerrados, ama a tus poros y no busques taparlos con primers que tengan siliconas pues comprometes la salud de tu piel, veras que cuidándola y dándole lo que necesita ni necesidad tendrás de usar un primer.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Shop now

You can use this element to add a quote, content...