Que no te falle la doble limpieza

Puede sonar muy compleja y pensaríamos que la doble limpieza es usar el mismo limpiador dos veces o que se debe usar un jabón antes de está, en algunas situaciones este paso aplicaría para hacerse día y noche, es apta para todas las pieles y no es que cualquier producto nos serviría para realizarla. Pero hay ciertos puntos importantes para llegar a los resultados esperados sin exponer la salud de nuestro rostro.

Comencemos con el primer paso que es hacer uso de un limpiador a base de aceite los cuales podemos encontrar en formato de bálsamos o aceite y con esto vendrán más duda ¿Si soy piel grasa puedo poner en práctica este método de limpieza? ¿Los aceites me dejaran más grasosa? ¿Se puede usar cualquier aceite? ¿Es apto para todas las pieles?

All Clean Balm de Heimish sin duda es un excelente opción, solo basta tomar un poco de este bálsamo calentarlo en tus manos y después aplicar en el rostro para deshacernos de todas las impurezas del día y del maquillaje resistente al agua. 

Pero si lo tuyo son los aceites From Green Cleansing Oil de Purito con aceites de semilla de girasol, aceite de semilla de uva, aceite de almendras dulces en fin una maravilla. Te encantará no solo por su increíble acción de limpieza al eliminar restos del protector solar, impurezas o maquillaje lo amaras al ser una formula 100% vegana.

Puede parecer muy complicado el por qué necesitas un aceite, aunque tu piel sea grasa. Bueno recordemos nuestras clases de química donde nos enseñaban que las grasas son solubles en grasa así que el aceite, a diferencia de un limpiador espumoso, penetrará mejor en el poro y eliminará la suciedad que a lo largo del día acumulamos, maquillaje, en el caso de no usar maquillaje se retira los productos que apliquemos en nuestra rutina de día. Al no limpiar bien nuestro rostro, las impurezas y restos de suciedad llegarían a formar en los poros puntos negros y brotes.

En cuanto que aceites ocupar no creas que es usar el que tenemos en nuestras cocinas no, ya que hacer uso de aceites no aptos podría llegar a dañar nuestros ojos o causando alguna otra reacción desfavorable para nuestra piel. Así que asegúrate de usar productos indicados para uso facial y que emulsionen en cuanto entran en contacto con el agua para así asegurarnos de retirarlos perfectamente.

Ahora en cuanto a que pieles les va mejor con este método de limpieza, en un mundo ideal es apta para todas, pero esto puede tener variantes por la necesidad de cada una por lo cual te recomendamos siempre estar atenta a los cambios que presentas y consultar a tu dermatólogo. Quienes más beneficio tienen son pieles grasas y mixtas ya que la producción de grasa se va regulando, los brotes son menos frecuentes y los poros se ven visiblemente más pequeños así mismo mejorando la textura y luminosidad de la piel.

Ahora nuestro segundo paso limpiador a base de agua estos son de los que más conocemos hay presentaciones que van desde espumas, gel, barras, leches limpiadoras etc. Así que probablemente ya lo estés usando en tu rutina. Estos productos que producen espuma son los que ayudan a limpiar tu piel de los restos del primer paso (limpiador base aceite) y se retira con agua templada. Los bálsamos o aceites limpiadores no van concretamente por tipo de piel, los limpiadores base agua sí, por lo que deberás buscar el que se adapte a ella y cubra tus necesidades. Por lo que podrás encontrar limpiadores para piel grasa, seca, mixta y normal.

Si lo que buscas es un limpiador con un pH bajo y sea calmante para la piel Cellmazing Centella Foam Cleanser de Torriden es el indcado pues al tener centella asiática y T-Percent Calming Complex ™ lo hace ideal para eliminar los restos del producto anterior y de suciedad que pudiese quedar en el rostro.

 Rovectin nos tiene el Skin Essentials Conditioning Cleanser un limpiador apto para todo tipo de pieles así que calma si tienes sensibilidad es seguro de usar, así que no te preocupes por terminar con la piel tirante después de la limpieza.

¿La doble limpieza debe hacerse día y noche?

Recordemos que en nuestra rutina todo es adaptable a necesidades, tipo de piel y por qué no hasta el estilo de vida por lo que ya queda más el ver cómo reacciona tu piel al emplear este método. Porque no es lo mismo una piel seca que lo que más quiere es retener la poca oleosidad que produce como para perderla en una doble limpieza a una grasa que necesita retirar parte del exceso de grasita producida a lo largo de la noche.

Así que te recomendamos realizar este paso solo durante la noche para no solo retirar maquillaje también toda la suciedad del ambiente, exceso de grasa, o simplemente retirar las cremas y protector que aplicamos a lo largo del día y ya por las mañanas usar solo tu limpiador base agua masajear en tu rostro durante 1 min y retirar con agua templada para seguir continuar con los demás pasos.

Que beneficios te esperan

No sólo nos ayuda a limpiar mejor nuestra piel, al incorporar esta limpieza a nuestra rutina también tendremos como resultado una mejor textura en la piel, poros menos visibles, disminución de brotes, regulación en producción de oleosidad y lucimos un rostro mucho más sano y luminoso. La doble limpieza nos ayuda a preparar nuestra piel para que los siguientes pasos que apliquemos en nuestra rutina actúen eficazmente y sean mayormente aprovechados. Además de limpiar a profundidad y retirar la mayor cantidad la suciedad acumulada y células muertas que puedan obstruir nuestros poros.

 

Puntos para una doble limpieza de 10

  • Usa un limpiador a base de aceite (apto para uso facial y que este emulsione)
  • Retirar con agua templada
  • Usar un limpiador a base de agua (apto para tu tipo de piel)
  • Masajear durante 1 min y enjuagar con agua templada

Ya solo queda disfrutar de una piel limpia libre de impurezas y lista para recibir cada paso de tu skin care.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Shop now

You can use this element to add a quote, content...