Cómo prevenir y mejorar las marcas y cicatrices del acné

El acné es todo un tema, podemos leer por horas y seguiríamos aprendiendo sobre él, sin embargo, algo es cierto: aproximadamente el 80% de la población se ve afectada por el acné en algún momento de su vida. Así que es algo completamente normal, que con los cuidados, atención y tratamientos adecuados se puede controlar.

Así como hay distintas formas de acné también hay distintas formas de marcas o cicatrices. Lo más importante por el momento es que pueden prevenirse y tratarse.

Sabemos que de por sí tener acné no es algo alentador, pero es más molesto que deje marcas o cicatrices. La verdad es que con el acné y las marcas post-inflamatorias, hay que tener muchísima paciencia y constancia, sobre todo, no te desesperes.

Hoy te compartimos algunos tips que te pueden ayudar a mejorar tus hábitos y algunas formas de combatir las marcas que quedan después de tener acné. Vamos a empezar diferenciando a las marcas o manchas de las cicatrices:

Las marcas de acné aparecen por la inflamación que puede ser superficial (pápulas y póstulas) o profunda (abscesos y nódulos), esta inflamación puede dejar marcas rojas (eritematosas) u obscurecidas (hiperpigmentadas). Éstas serían en realidad manchas o marcas que quedan como parte del proceso de curación natural, ya que la inflamación aumenta el pigmento en la piel creando la marca o mancha y eventualmente desaparece en algunas semanas o meses. Estas manchas o marcas no son abultadas ni profundas, sino lisas.

Si la inflamación no se trata adecuadamente, por ejemplo, explotas el granito, lo pellizcas, lo haces sangrar constantemente, entre otras formas de manipulación incorrecta, pueden convertirse en cicatrices. Las cicatrices se forman por un daño en la piel que afecta la producción de colágeno en ese punto, ocasionando cicatrices abultadas o profundas. Cuando el acné es severo el cuerpo responde creando tejido, cuando se produce en exceso se forma una cicatriz queloide o hipertrófica, cuando es menos tejido existe una depresión en la piel o cicatriz atrófica.

Si tienes este tipo de cicatrices en tu piel necesitas un tratamiento más profundo y lo mejor es consultar a un dermatólogo.

¿Cómo tratar las manchas o marcas de acné?

1. Consulta a tu dermatólogo para un diagnóstico y tratamiento adecuado de tu acné. Un buen tratamiento puede evitar cualquier tipo de marca o cicatriz. Estos tips solo son una ayuda en el caso de algún granito esporádico y marchas o manchas, no cicatrices.

2. No toques ni exprimas tu granito. No importa lo tentador que sea, no maltrates tu piel.

3. Limpia tu rostro en el día y en la noche con un limpiador gentil de bajo pH. Mantener tu piel limpia ayuda mucho a evitar futuros granitos, no laves tu rostro más veces, con 2 es suficiente. En la noche incorpora una doble limpieza, utiliza primero un bálsamo o aceite limpiador y después tu espuma limpiadora. Con una doble limpieza estás previniendo la aparición de más granitos, mantienes los poros limpios y si tienes granitos te ayudará muchísimo a mantener tu piel limpia y a que tu piel absorba mejor los productos.

4. Pimple Patches: utiliza un parche sobre el granito cuando ya puedas ver la punta blanca del granito. El parche te ayuda a absorberlo y mantener la zona protegida y limpia.


5. Exfolia tu piel 2-3 veces por semana, te ayuda a eliminar células muertas y mantener los poros limpios. Busca exfoliantes AHA y BHA, si no están en un solo producto puedes turnarlos, pero de preferencia no los uses juntos para no irritar tu piel.

6. Utiliza protector solar diariamente y reaplica cada 2-3 horas. El protector solar ayuda muchísimo a prevenir las manchas y si ya tienes algunas ayuda a que no se oscurezcan más.

7. Mantén bien hidratada tu piel para que pueda sanar correctamente después de una lesión de acné. Busca productos con ingredientes calmantes y refrescantes.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Compra ahora

¡Sonrie! Te ves mas radiante que ayer.